Lagrimas Para qué sirven?

Lágrimas, ¿para qué nos sirven?

Lágrimas, ¿para qué nos sirven?

Son un líquido y componente fundamental de la estructura ocular. Derivan de un proceso somático llamado lagrimación, cuya función es limpiar y lubricar los ojos. También permiten cuidar la superficie ocular, principalmente la córnea. Al mismo tiempo, mejoran la propiedad refractiva del área ocular.

Las lágrimas conservan el ojo húmedo para eliminar los residuos extraños y proteger los ojos de infecciones. Se originan de las glándulas lagrimales, en conjunto con una secreción basal constante, que se incrementa ante factores externos. Dichos factores incluyen cambio de temperatura, cuerpos extraños, estados anímicos, entre otros.

lagrimas y salud ocular
La importancia de la lágrima en la salud ocular.

Producción de lágrimas

La producción de las lágrimas deriva de las glándulas lagrimales. Una vez originada, se desliza hacia el ángulo interno del ojo y recorre el conducto lagrimal hasta la nariz. Cuando crece la cantidad de lágrimas, también aumenta el flujo nasal. Al cumplir su proceso, son drenadas hacia la vía lagrimal, aunque una parte se disipa en el aire.

La obstrucción mecánica de las vías lagrimales impide que lleguen a la zona nasal. Esto hace que broten de los párpados y ocasione un lagrimeo incómodo y continuo.

Tipos de lágrimas

Existen diferentes tipos de lágrimas, las cuales mencionamos a continuación:

  • Lágrimas basales: Se encuentran en el ojo para lubricarlo, nutrirlo y preservar la córnea. Son una defensa para nuestros ojos.
  • Lágrimas reflejas: Se producen para rescatar al ojo de sustancias irritantes, como el humo del tabaco y diferentes cuerpos extraños. Se originan en mayor cantidad que las basales.
  • Lágrimas psíquicas: Son causadas por diversas emociones como alegría, tristeza. También pueden ser causadas por un dolor físico intenso.

Falta de secreción lagrimal

La falta de secreción de lágrimas genera complicaciones en la membrana lagrimal. Esta es una fina capa que cubre la superficie del ojo, la cual permite limpiar, preservar y lubricarlo. Además, actúa en la función visual, así como en el funcionamiento adecuado del ojo. A continuación, se muestran los síntomas característicos:

  • Sensación de cuerpo extraño (arena, residuo).
  • Irritación.
  • Lagrimeo constante.
  • Visión difusa.

Si presentas cualquier síntoma de los señalados, debes acudir al especialista para tener un diagnóstico apropiado, ya que pueden lesionar la córnea. Solo el oftalmólogo comprobará el problema en la producción de lágrimas e indicará el tratamiento adecuado en cada caso.

Síndrome del ojo seco

Con la edad, la producción de lágrimas basales se reduce y puede provocar el síndrome del ojo seco. Ocurre cuando la glándula lagrimal reduce la producción de lágrimas. 

Los síntomas del ojo seco más comunes son sensación de cuerpo extraño en el ojo, sensación de arenilla, ardor y visión borrosa. Esto hace que el paciente tenga que recurrir a las lágrimas artificiales.

¿Para qué sirven las lágrimas artificiales?

Las lágrimas artificiales sirven para calmar diversas molestias oculares. También se emplean para equilibrar condiciones ambientales dañinas para los ojos. Se usan principalmente para combatir el ojo seco.

Igualmente, las lágrimas artificiales se aplican para mantener los ojos húmedos e hidratados. Son sobre todo aptas para personas que no producen lágrimas naturales en la cantidad suficiente. La falta de hidratación de los ojos puede derivarse por:

  • Falta de calidad de la película lagrimal
  • Después una operación ocular (cataratas, cirugía refractiva, corrección de presbicia, etc.).
  • Elementos ambientales (clima frío y seco, aire acondicionado).

Las lágrimas artificiales son una alternativa sencilla, pero efectiva para la salud ocular, ya que no producen efectos secundarios o secuelas. Al contrario, calman diversas molestias y evitan lesiones importantes por la falta de hidratación óptica.


Como cuidar los ojos del bebé

 Cómo cuidar los ojos del bebé

 Cómo cuidar los ojos del bebé

La salud ocular del bebé es fundamental por una razón muy simple: El pequeño necesita un óptimo desarrollo en su visión para que crezca completamente sano. Cuando hablamos de salud ocular no nos referimos al hecho de estar constantemente limpiando sus ojos. En realidad, esto es algo que recomendamos hacer solo en caso de que sea necesario.

Las legañas son normales en bebés muy pequeños

Aunque el aspecto de una legaña tal vez no sea algo muy agradable, no hay de qué preocuparse. Es normal que un bebé padezca este tipo de secreción sin que sea un problema que requiera demasiada atención.

Existen varias afecciones típicas en bebés recién nacidos, como la conjuntivitis, que tienen como consecuencia secretar legañas de forma excesiva. No obstante, estos son casos muy concretos que el pediatra puede evaluar sin problema.

Consideramos muy importante acudir al pediatra si notas, además de secreción, que hay enrojecimiento o hinchazón en los ojos del bebé. Podría tratarse de una infección ocular y esto sí debe resolverse lo antes posible.

Cómo mantener la salud ocular en los bebés

 

Cuidar salid ocular bebé
La importancia de cuidar la salud ocular del bebé

Solo en caso de que sea necesario puedes lavar los ojos del bebé como toallitas oftálmicas especialmente indicadas para uso en bebés como Bañoftal Toallitas oftálmicas La forma correcta de lavarlos es desde el lagrimal hacia el rabillo del ojo. Hay que hacerlo con mucha precaución para no dañar la retina o tapar el lagrimal del ojo.

Este es el procedimiento a seguir cuando hay secreción excesiva de legaña en los ojos del bebé. Si no conoces el diagnóstico y no sabes si se trata de una simple secreción o una infección, las medidas de higiene deben ser mucho más rígidas.

Es decir que debes evitar lavar ambos ojos con la toallita. Lo mejor es usar una para cada ojo y seguir el protocolo de limpieza que acabamos de explicar.

Cómo prevenir problemas oculares en el bebé

La salud ocular del bebé se puede mantener siguiendo hábitos muy sencillos que cualquier madre puede hacer en su día a día.

  • Es fundamental siempre lavarse las manos cuando llegue el momento de atender al bebé, aunque no le vayas a tocar los ojos.
  • Por supuesto, debes evitar tocar los ojos del bebé sin haberte limpiado  las manos previamente.,
  • Si en casa hay algún adulto con problemas de infección en los ojos u otra anomalía, hay que mantener cierta distancia entre esa persona y el bebé. 

Recuerda que los pequeños, al nacer, no tienen desarrollado 100%  su sistema inmune. Por eso, el más mínimo contacto con cualquier virus o infección puede ser peligroso. Sobre todo, si la infección ocular es de por sí contagiosa.

  • Cuando el bebé tome el sol, es importante cubrir sus ojos con gafas o ponerle una gorra. Recibir luz directa del sol puede ocasionar daños en la vista.
  • Estimular la visión del ojo también es un buen hábito de salud ocular. Una buena forma de hacerlo es poniendo objetos móviles en su cuna o acostarlo en el coche siempre en distintos lugares. De esta forma, empezará a observar en distintas perspectivas.

Es muy sencillo seguir estos consejos para prevenir daños oculares en el bebé. Por eso, solo podemos recomendar seguirlos e interiorizarlos como parte de la rutina de cuidados.

 


 

Toallitas oftálmicas


Cómo afectan las mascarillas a los ojos

¿Cómo afectan las mascarillas a los ojos?

¿Cómo afectan las mascarillas a los ojos?

Las mascarillas han ayudado a frenar la transmisión del COVID-19. No obstante, esto no significa que haya sido fácil acostumbrarnos a utilizarlas. 

En algunos países, el uso de mascarillas para reducir la transmisión de bacterias ya estaba instaurado. Sin embargo, muchas familias han tenido que usarla por primera vez en 2020. Aunque cumplen una función protectora, también han generado pequeñas molestias e incomodidades. 

Además de la piel, también afecta en gran medida a la salud ocular. El motivo es que cuando usamos las mascarillas, la exhalación de aire se produce por la parte superior resecando la mucosa conjuntiva del ojo.

Recomendaciones para evitar efectos nocivos de las mascarillas en los ojos

Salud ocular y uso de mascarillas
Salud ocular y uso de mascarillas

Algunas patologías que se han incrementado en las consultas oftalmológicas son la sequedad de superficie ocular (ojo seco) y los orzuelos (blefaritis). Esto es debido a que el aire espirado sale por la parte superior de la mascarilla y alcanza la superficie ocular. 

Por eso, para prevenir de forma general el desarrollo de estas molestias, recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Ajustar correctamente el reborde superior de la mascarilla: Coloca el alambre flexible integrado a lo largo del borde superior en el puente de la nariz. De esta forma, se previenen las fugas de aire hacia los ojos y se extreman las medidas al ponerse la mascarilla, evitando palpar con los bordes la superficie del ojo.
  2. Cuidar la hidratación: El síndrome del ojo seco es la principal causa que está presentando la mayoría de los pacientes de oftalmología. No solo en aquellos que ya la padecían y han empeorado su situación, sino también en personas que por primera vez están padeciendo problemas de sequedad ocular. 

Esto es causado por la corriente de aire que pasa alrededor de los ojos. A su vez, provoca que la lágrima se disipe más ligeramente de lo habitual, permitiendo que la superficie del ojo se seque más rápido. 

Por ese motivo, aconsejamos el uso de lágrimas con ingredientes de origen natural, como Bañoftal Ojo Seco. Hay que usarlas principalmente durante el uso prolongado de la mascarilla. Por ejemplo, durante el horario laboral.

  • Higiene de párpados: Estos cambios de humedad igualmente están alterando los microorganismos propios del ojo, aumentando las infecciones. Los orzuelos son una bacteria en el párpado y se conoce por un abultamiento rojo en el espesor ocular. 

Las mascarillas están afectando a la superficie del párpado al alterar su PH. Se recomienda realizar una adecuada higiene del borde palpebral utilizando por ejemplo toallitas esteriles oftálmicas hipoalergénicas y con ingredientes que permitan una higiene en profundidad.

  1. Evitar la sequedad ambiental a través del uso de humidificadores. Estos te servirán para aumentar los niveles de humedad en el aire y mantendrá el confort térmico.
  2. Parpadear continuamente para conservar la humedad en el ojo y recubrirlo con una nueva capa de lágrimas al mismo tiempo que hidratamos y limpiamos la superficie ocular.
  3. Descansar al menos cada 20 segundos. Esto lo puedes hacer cada media hora para facilitar la hidratación natural, sobre todo si estás delante de una pantalla .

Protección ocular, la gran olvidada

Los oftalmólogos advierten que los ojos siguen siendo un punto de contacto sin protección en muchas ocasiones. Por eso, recomiendan usar gafas graduadas o, en su defecto, gafas de sol cuando realices las rutinas diarias.

Si vives con un paciente infectado, es importante proteger los ojos adecuadamente en el momento que te expongas de forma directa (llevarle la comida, aseo,  u cuando vayas a realizar otras tareas en la habitación de la persona aislada). 

En caso de tocarnos distraídamente los ojos, es conveniente realizar un buen lavado con baños oftálmicos, suero fisiológico o lágrimas artificiales para intentar eliminar en la medida de lo posible la presencia de patógenos.


Pican ojos primavera

¿Por qué nos pican los ojos en primavera?

¿Por qué nos pican los ojos en primavera?

La primavera nos alegra con sus flores y temperaturas más agradables. No obstante, también nos puede afectar con reacciones alérgicas al polen. Entre otros síntomas nos puede afectar a nuestros ojos desarrollando la llamada conjuntivitis alérgica

Sus síntomas más frecuentes son el picor y el lagrimeo en los ojos, aunque también se puede presentar con visión borrosa temporal, secreciones e inflamación de los párpados

Conjuntivitis alérgica

Cuando nos exponemos a algún alérgeno, como el polen y esporas, nuestro sistema inmunológico activa la producción de histamina e IgE como respuesta contra un elemento que considera invasivo para el metabolismo. 

Por qué pican los ojos en primaveraEn la vida cotidiana, el ambiente está lleno de todo tipo de agentes, ácaros, pelos de mascotas, algunos alimentos y productos químicos que pueden ser incompatibles con algunas personas. Sin embargo, durante la primavera, la presencia de polen en la naturaleza incrementa los casos de conjuntivitis alérgica o queratoconjuntivitis atópica. 

Durante estos meses, aumentan los alérgenos de origen vegetal en las áreas verdes de las ciudades y en las zonas más rurales. Estas, pueden causarnos reacciones alérgicas, picor en los ojos e inflamación en las mucosas de la nariz y los ojos, sobre todo si tenemos antecedentes genéticos. Es importante tratarlas a tiempo para evitar complicaciones respiratorias a largo plazo.    

Esta dolencia también aparece en patologías respiratorias más graves como la presencia de eczemas, la rinitis alérgica y la bronquitis asmática. 

 

 

 

Como síntomas oculares podemos identificar los siguientes. 

  • Irritación ocular y sensación de tener arenilla debajo de los párpados. 
  • Picor intenso. 
  • Ojos llorosos. 
  • Mayor sensibilidad a la luz. 
  • Visión borrosa temporal. 
  • Inflamación de los párpados. 
  • Secreciones viscosas.  

Estos síntomas también pueden aparecer producto de infecciones, sobredosis o síntomas de intoxicación tras consumir un tipo de alimento.  

En el caso de los niños también puede presentarse conjuntivitis vernal. Esta se evidencia con secreciones oculares que dan un efecto pegajoso a las membranas.  

En cualquier caso, lo primero que podemos hacer es evitar los ambientes naturales (áreas verdes, parques, plazas) con mayor presencia de polen. Si los síntomas persisten o empeoran, debemos consultar a un oftalmólogo para realizar el diagnóstico de rigor.    

Diagnóstico 

El oftalmólogo realiza pruebas cuando sospecha que la conjuntivitis alérgica responde a otro tipo de alérgeno distinto al producido por el polen en la primavera. Estos son los exámenes más rigurosos. 

  • Evaluación de la lágrima.
  • Frotis conjuntival. 
  • Examen cutáneo. 
  • Análisis completo con IgE.  

Medidas preventivas

Ya estamos en primavera y es inevitable salir porque no podemos detener nuestra vida cotidiana. Si sabemos que somos alérgicos al polen y a las esporas, podemos tener en cuenta estos cuidados para reducir el desagradable cuadro alérgico.  

  • Utilizar gafas de sol. 
  • Cerrar las ventanas de noche. 
  • Limpiar los filtros de los aires acondicionados de casa y del coche. 
  • Evitar salir entre las 05:00h a 10:00h y las 19:00h a 22:00h. Estas son las franjas horarias de producción y liberación del polen de los árboles. 
  • Revisar en las etiquetas de los cosméticos si hay algún componente que pueda ser considerado como un alérgeno.  
  • No ingerir infusiones de manzanillas ni hacer lavados oculares.  
  • Limpiarnos los ojos con baños oculares para eliminar los agentes alérgicos de la superficie ocular, pestañas y párpados y utilizar colirios que alivien los síntomas propios como el picor, lagrimeo y el enrojecimiento ocular 

Si cumplimos estas medidas y la alergia ocular persiste, es posible que se trate de otro tipo de alérgeno. Podría ser un alimento, un aroma de un perfume, un cosmético, el pelo de la mascota o del polvo acumulado en los filtros de los aires acondicionados, por ejemplo. 

Además, los cambios estacionales suelen traer consigo modificaciones que pueden afectar nuestra salud con dolencias según la fortaleza de nuestro sistema inmunológico. Para protegernos, es importante cumplir un régimen de alimentación saludable, mantenernos en buena forma con hábitos deportivos y gestionar de forma adecuada el estrés.  

 


ocular-salud-mujer-mascarilla

Bañoftal 75 años cuidando tu salud ocular, hasta en tiempos de COVID 19

Bañoftal 75 años cuidando tu salud ocular.

 

guia-petit-1
Guía Bañoftal

Con motivo del 75 aniversario como especialistas en salud ocular, hemos lanzado la primera guía para el cuidado de los ojos frente a la COVID 19/ en tiempos de pandemia. Y es que los ojos, debido a la utilización de mascarillas protectoras, se han convertido en nuestro mejor medio de comunicación no verbal.

La Guía Bañoftal, que puedes descargar aquí, incluye una serie de recomendaciones que te permiten mantener una buena higiene, cuidado y ejercitación ocular.

El uso de las mascarillas como medida de protección obligatoria frente a la COVID-19 ha convertido a los ojos en los grandes protagonistas no solo de nuestro rostro en el contexto de la nueva normalidad. La Guía Bañoftal incluye recomendaciones para una buena higiene de los ojos, ejercicios de relajación ocular y sorprendentes curiosidades sobre uno de los órganos más importantes y, a la vez, más delicados de nuestro cuerpo.

La higiene ocular se ha convertido en una nueva tendencia de salud y belleza/ La higiene ocular es fundamental para la salud de los ojos y es una tendencia clara tanto principalmente de pero también de belleza. El uso obligatorio de mascarillas en algunos casos ha empeorado la salud ocular, además que refuerza la importancia de la mirada para la comunicacionexplica Francesc Roura, director general de Reva Health.

salud-ocular-mujer-mascarilla

El uso de las mascarillas y el exceso de exposición a pantallas penaliza nuestra salud ocular.

El uso de las mascarillas ha demostrado ser una de las medidas más eficaces para frenar la transmisión del virus, sin embargo y pese a ser una herramienta necesaria para proteger nuestra salud, su uso puede generar molestias en nuestros ojos, ya que el uso continuado de la mascarilla obliga a que, al respirar, el flujo de aire salga hacia arriba, lo que acelera la evaporación de la lágrima y aumenta la sequedad y la irritación ocular.

Además de ello, la pandemia ha acentuado el uso y exposición de pantallas, para trabajar, para mantener relación social, para distraernos..... y es que más del 86% de la población pasa más de 11h frente a alguna pantalla. El exceso o sobreexposición favorece visión a una distancia corta y con luz artificial (luz azul), lo que afecta negativamente a nuestros ojos.

Bañoftal, 75 años cuidado de tus ojos para que puedas tener una mirada saludable al futuro

Bañoftal, especialista en higiene ocular desde 1946, apuesta por la innovación para hacer llegar a los consumidores productos adaptados a sus necesidades. Con 75 años de experiencia, cuenta con una amplia gama de productos oftálmicos a base de ingredientes de origen natural eficaces y respetuosos con el equilibrio natural de tus ojos.